Cómo resolvemos nuestros problemas

problemas-resueltos

Como resolvemos nuestros problemas

Cómo resolvemos nuestros problemas.

Muchos de nosotros evitamos considerarnos parte de los problemas que nos afectan. Nos resulta más fácil buscar la causa fuera de nosotros y echar la culpa a otros de lo que nos sucede.

Cuando escribo estas líneas, me doy cuenta que esta manera de actuar y hacer que os describo, está mucho más presente de lo que me gustaría en mí día a día.

Lo veo en mí, cuando a veces culpo a mi marido de que no me escucha, a mis hijas porque no están haciéndome caso o a algún compañero porque no está haciendo las cosas como yo esperaba. Y también lo veo en las personas de mi entorno. Hace poco veía a mi hija de 5 años enfadada con la mesa por estar ahí cuando pasaba corriendo y darse un golpe. “Ha sido culpa de la mesa, me decía entre lágrimas y buscando consuelo”.

Seguro que si paráis a pensar, veréis que en algún momento elegís esta opción sin ser demasiado conscientes y además convencidos de que tenéis razón.

Lo que es posible que no veamos es que poniendo la culpa fuera, nos estamos declarando y hace que el culpable siempre sea el otro. Nos convertimos en las víctimas de muchas de las situaciones con las que nos encontramos, nos exime de responsabilidad y nos evita el trabajo de tener que hacer algo al respecto.

Y al mismo tiempo, como el otro es el culpable de lo que a mí me ocurre, no hay nada que yo pueda hacer. No nos damos cuenta, de cuánto limita nuestras posibilidades de acción, de poder hacer algo y de resolver las dificultades.

Cómo resolver nuestros problemas

Y si en lugar de buscar culpables ante una situación determinada nos preguntamos qué es lo que hacemos nosotros al respecto. Se trata de asumir nuestra responsabilidad y antes de culpar, preguntarnos qué depende de nosotros para evitar una situación o tratar de solucionarla. Descubriréis un mundo de posibilidades que se abren y de las que antes no erais conscientes y os convertiréis en protagonistas de vuestras vidas.