¿Cuáles son las Fases del Plan de Desescalada?

Fases Desescalada hasta nueva normalidad

Tras la paralización de la mayoría de las actividades económicas por la crisis del coronavirus, el Gobierno haya tenido que instaurar un Plan de desescalada para recuperar, poco a poco, la actividad económica y cotidiana a la vez que intenta proteger la salud pública.

De esta forma, se recobra el bienestar social y económico mientras que se evita un desbordamiento del Sistema Nacional de Salud; para ello, es necesario que esta transición sea gradual, asimétrica y adaptada a cada provincia.

El Plan de desescalada consta de un total de 4 fases y para pasar de una a otra es necesario que se refuercen cuatro aspectos: vigilancia epidemiológica, identificación y contención de las fuentes de contagio, asistencia sanitaria y medidas de protección colectiva.

En cualquier caso, el tiempo que una provincia debe estar, como mínimo, en cada fase será de 2 semanas, el período medio de incubación del virus. Si el comportamiento y el control de la pandemia es favorable, cada ámbito territorial irá superando las distintas fases hasta alcanzar la nueva normalidad.

Fase 0: preparación para la desescalada

Esta fase comienza el 4 de mayo y, en ella, se empiezan a instaurar unas medidas de alivio para todo el país que permiten la movilidad fuera del domicilio que se considera que tiene un riesgo de contagio bajo o nulo, siempre que se cumplan las indicaciones de seguridad; por ejemplo, puede realizarse actividad deportiva individual y paseos sin contacto y a una distancia de 2 metros.

Del mismo modo, se permite la apertura de locales y establecimientos con cita previa para la atención individual de los clientes, como pueden ser restaurantes con comida para llevar o peluquerías; también está permitido la apertura de entrenamientos individuales para deportistas profesionales y federados.

Además, durante toda este tiempo se van a preparar todos los locales públicos con medidas de protección y con la señalización adecuada para acceder a la Fase I. Por otro lado, mientras que todo el país empieza en esta Fase 0, islas sin movilidad exterior y con tasas de contagio prácticamente nulas, como Formentera, La Gomera, El Hierro y La Graciosa, comenzarán desde el 4 de mayo con la Fase I de la desescalada.

Fase I: inicial

Si las provincias cumplen con los indicadores comentados anteriormente se permitirá la apertura parcial de algunas actividades, como puede ser el pequeño comercio. Si todo sale según lo previsto, esta etapa tendría que empezar el 11 de mayo y, en ella, se permite la reapertura en restauración de las terrazas con una limitación del 50% de ocupación; por su parte, los hoteles y alojamientos turísticos pueden abrirse, con limitaciones y excluyendo las zonas comunes.

Por otro lado, las actividades deportivas profesionales, los lugares de culto y las dedicadas al ámbito agrario podrán abrir un tercio de su aforo, siempre cumpliendo las medidas de higiene necesarias.

Fase II: intermedia

Durante esta fase, se plantea la apertura de espacios interiores en locales de restauración, aunque solo se podrá ocupar un tercio del aforo y solo puede haber servicio de mesas que garantice un espacio de separación.

Por otra parte, aunque se ha decidido que el curso escolar reanude sus actividades en septiembre, en esta Fase II se establece la reapertura de algunos centros educativos para casos excepcionales: actividades de refuerzo, celebración de la EBAU y para garantizar a los niños menores de 6 años el poder acudir a los centros escolares si ambos progenitores deben trabajar de forma presencial.

Por otro lado, se prevé la apertura de cines, teatros y auditorios con butacas preasignadas y la reanudación de la pesca y la caza deportiva. Del mismo modo, en esta Fase II se podrán visitar monumentos y otros espacios culturales; también se podrán celebrar espectáculos culturales de menos de 50 personas, en todos estos casos ocupando, como máximo, un tercio de su aforo.

Por el contrario, si el espectáculo es al aire libre se podrá celebrar con menos de 400 personas sentadas; además, los lugares de culto tendrán limitado su aforo al 50%.

Fase III: avanzada

Esta Fase III sería la última etapa antes de la llamada nueva normalidad. Durante esta etapa, se flexibiliza la movilidad general, aunque se continúa recomendando el uso de la mascarilla fuera de casa y es obligatoria en el transporte público.

Por su parte, en el ámbito comercial continúa la distancia de seguridad mínima de 2 metros, aunque la limitación de aforo es del 50%; por otro lado, en la restauración se mantienen las condiciones de separación entre los consumidores, aunque se suavizan las restricciones de aforo y ocupación.

Nueva normalidad

Esta nueva normalidad durará hasta la aparición de una vacuna para hacer frente al virus o de un medicamento que lo cure. Durante este tiempo, continúa la vigilancia epidemiológica, el refuerzo del sistema sanitario y la autoprotección ciudadana, para evitar un repunte de la enfermedad que haga que colapse el sistema médico español.

Cómo has podido comprobar, no existen fechas exactas para el inicio de cada fase del Plan de desescalada, depende de la evolución real del virus en cada provincia y de la capacidad del sistema sanitario para hacerle frente.

Aún así, lo que podemos afirmar es que la mejor forma de evitar un repunte del virus y, por lo tanto, la mejor manera de avanzar hacia esa nueva normalidad es manteniendo la distancia de seguridad, 2 metros, durante tus salidas.