La Venta Online: aspectos legales

Las formas en las que cualquier empresa, organización o profesional, decide tener presencia a través de la Red son muy diversas, pero todas ellas deben dar cumplimiento a las dos normas que, de manera esencial, regulan esta materia que son la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (LSSICE) y la Ley Orgánica 15/99 de Protección de Datos de carácter personal (LOPD).

Como punto de partida debemos atender que tanto para publicar una página Web corporativa como para utilizarla como plataforma de venta online, deberemos atender y aplicar estas normativas.

En el caso de la LOPD ésta será de aplicación siempre que a través de la web procedamos a la obtención de datos de carácter personal, ya sea a través de los apartados de contacto o consultas, formularios de registro o de los habituales “trabaje con nosotros”, en tanto, que recaban directamente información del usuario que navegando remite la información solicitada para ponerse en contacto con la empresa.

Por su parte, la LSSI, conocida como la Ley de Internet, es de aplicación en todos aquellos supuestos en los que el titular de la Web utiliza la misma para posicionarse, promocionarse, dar a conocer sus productos o servicios, definiendo la Norma dicha actividad como el servicio que se presta a TÍTULO ONEROSO, A DISTANCIA, POR VIA ELECTRÓNICA y por petición individual del destinatario.

Es decir, que en el mismo momento de publicar una Web la empresa, si quiere cumplir la Ley, debe acompañarla de un texto legal que reflejará el cumplimiento de dos aspectos clave:

a) Principio de Información a los titulares de los datos: Es esencial en el mundo On-line, a fin de dar cumplimiento a la legislación vigente como para ganar la confianza de los internautas, la transparencia de la empresa que está detrás de la web, que incluirá en el texto legal sus datos mercantiles y de contacto, así como las informaciones adicionales que se exigen legalmente en determinadas circunstancias.

b) Principio de Solicitud del consentimiento: Para el tratamiento de datos, posibles cesiones y comunicaciones comerciales, es imprescindible contar con el consentimiento del usuario, la captación de datos a través de un portal web es una forma más de entrada de datos tal como se entiende en la LOPD por lo que será de aplicación todo su articulado. No es de extrañar, pues, que el órgano que controlará el cumplimiento de ambas normas y sancionará, llegado el caso, es la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es).

Dichos principios clave se instrumentalizarán en un texto legal que se denominará, en la mayoría de los casos, Aviso Legal que deberá ser accesible por cualquier usuario en el momento del primer acceso a la web. Dentro de este Aviso Legal, integrado o como texto independiente, deberá existir un apartado concreto que resuelva las exigencias en materia de Cookies, lo que debería ser la Política de Cookies, hay webs que además diferencian en otro texto la Política de Privacidad; cualquier fórmula es válida si se atiende a dar la información que se exige legalmente.

Ya tenemos la Web publicada, pero ahora decidimos que la dicha Web funcione, además, como una plataforma de Comercio Electrónico a través de la cual comercializar de manera directa nuestros servicios o productos. En este caso, la LSSI, tomando como base la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, en tanto que ante una Compra on-line el Internauta deja de ser Usuario para convertirse en Consumidor, nos exigirá la publicación de una información exhaustiva y previa a la realización de una compra a través de las  Condiciones Generales de la Contratación.

El objetivo de este texto legal es proteger al consumidor que realiza una compra a distancia, asegurándole que obtendrá el producto y el servicio adquirido en el tiempo que se le ha informado y en las condiciones que se han publicado, asegurándole la devolución en todos los casos, la seguridad en sus pagos, la totalidad de unos precios cerrados que le serán informados antes de aceptar la operación y, en todo caso, el contacto directo con la empresa para resolver todas las cuestiones post-venta que pudieran surgirle. En definitiva, contar con un texto legal completo y siguiendo todas las indicaciones de la Ley tiene como resultado dar la confianza al usuario que está dispuesto a comprar a través, primero, de la transparencia y la claridad en la información previa que se facilita en el Aviso Legal y , en segundo lugar, de la Información detallada del procedimiento de venta, costes totales de la operación, servicio post-venta y derecho de devolución, plasmado todo ello en las Condiciones Generales de la Contratación.

Lo que la Legislación pretende, como vemos, es equiparar el conocimiento y la garantía con las que cuenta el consumidor en una compra off-line, en una tienda, a la compra efectuada on-line, es por ello que si nuestra empresa decide utilizar el Comercio Electrónico como herramienta de venta, deberá atender a las exigencias legales que, sucintamente, hemos comentado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *