,

Permiso de Paternidad. A la vanguardia de Europa

permiso paternidad 2021

Las características de este permiso sitúan a España por delante del resto de países europeos. Ahora bien, quedan cabos sueltos, como la dificultad de alcanzar los seis meses de lactancia materna exclusiva, con solo cuatro meses de baja maternal. Las 16 semanas suponen uno de los permisos maternos más cortos de la Unión Europea, mientras que los padres van a disponer de uno de los más largos y mejor pagados del continente. Esto no resuelve ninguno de los conflictos que ya existían entre maternidad y mercado laboral. “Las mujeres a día de hoy van a seguir desprotegidas tras el permiso. Las que tengan más medios van a poder acceder a excedencias, mientras que el resto tendrá que elegir entre salir del mercado laboral para cuidar o reincorporarse”.

Los permisos de corta duración es donde más retrasados estamos con respecto a los países de nuestro entorno. En España existen permisos para enfermedades graves, pero no para las leves que impiden al niño ir al colegio. Deberían diferenciarse por sexo. De este modo se evitaría volver a la inercia de que sean las madres las que terminen recurrentemente usando estos permisos y obligándolas a dejar las responsabilidades laborales. Una posibilidad sería crear un banco de horas de por ejemplo 25 horas para las madres y otras 25 para los padres.

Presiones en las empresas

Después de esas seis semanas obligatorias conjuntas se pueda llegar a presionar a los hombres para que no se tomen el resto del permiso o que lo hagan a tiempo parcial. Esta letra pequeña de la medida podría perpetuar el estereotipo de que la que debe cuidar es la madre. Sin embargo, es una oportunidad para que los hombres se conviertan en corresponsables del cuidado de los hijos, y no solo en ayudantes, “para ello los hombres deben hacer valer sus derechos en la empresa”.

De los dos días de 2016 a casi cuatro meses en 2021

El permiso de paternidad como tal no existió hasta 2007, cuando se aprobó uno de 13 días, más los dos días de permiso remunerado que establece el Estatuto de los Trabajadores. El permiso se amplió en 2017 a cuatro semanas. Después, pasó a cinco en 2018. El Gobierno de Pedro Sánchez aprobó los permisos igualitarios el 1 de marzo de 2019 por decreto ley, aumentando la duración de forma progresiva: ocho semanas ese año, 12 en 2020 hasta las 16 actuales. El permiso de maternidad apenas ha sufrido cambios en los últimos 30 años, por lo que se está reivindicando que se mejore.

La licencia que entra ahora en vigor, establece que ambos progenitores han de disfrutar juntos de las seis primeras semanas tras el nacimiento o adopción.

Las 10 semanas restantes se disfrutarán en periodos semanales, de forma acumulada o interrumpida, dentro de los 12 meses siguientes al parto o adopción. Algunos supuestos permiten ampliar el permiso: una semana más para cada progenitor por cada hijo, a partir del segundo, en caso de nacimiento múltiple, o en caso de discapacidad del hijo. También se puede ampliar por parto prematuro y hospitalización (por un periodo superior a siete días) a continuación del parto, hasta un máximo de 13 semanas.

Aunque todavía es pronto para saber los efectos de los permisos de paternidad de 16 semanas en materia de igualdad, los datos muestran que los hombres se están acogiendo a ellos.