Poner una visión en vuestras vidas y…conseguiréis vuestros objetivos

“Tu visión devendrá más clara solamente cuando mires dentro de tu corazón…Aquel que mira afuera, sueña. Quien mira en su interior, despierta.” Carl Jung.

 

 

Hoy quiero hablaros de la distinción entre sueño y visión. Para ello voy a hacer uso de una película de Disney que últimamente he visto muchas veces junto a mi hija. La peli es “Enredados”.

 

Laver ConsultoresPara los que no hayáis tenido la suerte de verla, trata de una princesa que fue robada de sus padres cuando era bebé y encerrada en una torre. Desde bien pequeña tiene el sueño de salir de la torre para ir a ver los farolillos de papel voladores que siempre encienden el día de su cumpleaños.

 

Cuando soñamos no hay compromiso y tampoco ponemos en marcha las acciones necesarias para perseguir aquello que soñamos. En cambio, cuando hablamos de visión nos referimos a nuestros sueños puestos en acción.

 

Y ¿esto qué significa? Pues que ponemos en marcha acciones para conseguir aquello que anhelamos y deseamos. Siguiendo con el ejemplo, cuando la protagonista (Rapunzel) cumple los 18 años, se escapa de la torre en la que vive y de la que nunca ha salido para cumplir su sueño de ir a buscar y ver los farolillos. Esta es la acción principal que le llevará a conseguir su visión (meta).

 

Del mismo modo, ahora que está a punto de empezar un nuevo año, seguramente muchos de vosotros os hagáis un listado de propósitos para el 2015. Ahí va algún ejemplo: Ir al gimnasio, cuidarme y hacer dieta, dejar de fumar, etc.

 

Si realmente son vuestros propósitos, ¡ir a por ellos! No sirve poner excusas, justificarse y culpar a los otros de no conseguirlos. Tenéis que ser vosotros los que os comprometáis con aquello que deseáis alcanzar y actuar en consecuencia. Si no lo hacéis vosotros, nadie lo hará.