¿Qué sucede con los accidentes laborales durante el teletrabajo?

Debido a COVID -19, el teletrabajo se ha configurado como una de las medidas preferidas

Debido a la pandemia en la que nos encontramos, este tipo de sistema de trabajo está cobrando cada vez más importancia en nuestro país, por lo que las posibles disputas, especialmente en la cobertura de contingencias profesionales, aumentan día a día.

La Ley 10/2021 sobre trabajo a distancia no proporciona una definición específica de accidentes laborales cuando se prestan servicios de trabajo a distancia.

¿Qué lesiones se pueden considerar un accidente trabajo (AT) mientras se realiza el teletrabajo?

Es necesario hacer referencia a la Ley General de Seguridad Social, que establece que, salvo se pruebe lo contrario, las lesiones sufridas por los trabajadores durante la jornada y los lugares de trabajo deben presumirse como accidentes laborales, salvo fraude o negligencia.

Si existe una discrepancia, se debe probar que que la lesión  no fue causada por el trabajo. No se clasificarán como accidentes las lesiones producidas por accidentes domésticos provocados por actividades ajenas a la prestación de servicios (quemaduras, cortes con cuchillo …).

Por el contrario, las lesiones como los accidentes cerebrovasculares o las enfermedades cardíacas pueden clasificarse como AT si pueden tener una relación causal con la actividad laboral (sobrecarga de trabajo).

¿Puede darse un AT in itinere durante el teletrabajo

Cuando estamos en un sistema híbrido o necesitamos viajar a otros lugares donde se prestan los servicios (clientes visitantes), se puede catalogar como un accidente en el itinerario.

Con carácter general, los accidentes que se produzcan durante el horario laboral especificado por la empresa serán considerados accidentes laborales y, por tanto, serán cubiertos por la mutua de seguros correspondiente. La ley protege a los trabajadores por igual, independientemente de que trabajen en casa o en la oficina.

Acuerdo de trabajo remoto

Una de las obligaciones en el teletrabajo es la firma de un acuerdo voluntario escrito, en el que se debe especificar el lugar de trabajo donde se realizarán las actividades previstas por el empleado, y un horario de trabajo acordado. Si un trabajador decide prestar servicios en un lugar distinto al designado originalmente por la empresa, también debe notificar igualmente, de cara a la declaración de un incidente como accidente de trabajo.

Atención. Para la clasificación de los accidentes de trabajo es importante tener en cuenta el contrato de trabajo a distancia, en particular: (i) La jornada laboral de los trabajadores y, en su caso, las reglas de disponibilidad; (ii) El porcentaje y reparto entre trabajo remoto y trabajo presencial (si aplica); (iii) El centro de trabajo de la empresa al que están asignados los trabajadores a distancia, y trabajarán presencialmente; (iv) El lugar de trabajo a distancia elegido por cada persona teletrabajadora para el desarrollo del trabajo a distancia.

Derecho a la prevención de riesgos laborales

La «Ley del trabajo a distancia» estipula que la evaluación de riesgos del trabajo a distancia y la planificación de actividades preventivas deben tener en cuenta las características de riesgo de dicho trabajo, prestando especial atención a los factores psicosociales, ergonómicos, organizativos y de accesibilidad de un entorno de trabajo eficaz. En particular, se debe considerar el reparto de la jornada, el tiempo disponible, y la garantía de interrupción y desconexión durante la jornada. La evaluación de riesgos solo debe cubrir áreas autorizadas para brindar servicios y no debe extenderse a otras áreas del hogar o lugares donde se elija trabajar de forma remota.

Pueden ponerse en contacto con Laver Consultores para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.