¿Realmente sabemos escuchar?

escuchar-trabajadores

Pensando en el tema del que hablar en el post de hoy, conecté con lo que me ha ido sucediendo en las últimas semanas en el trabajo y en casa. Me tomé un tiempo para “parar”, reflexionar y conectar con lo que estaba necesitando. Y me surgió una pregunta:

¿Sabemos escuchar?

Llevo años trabajando en el mundo de la selección. Muchas veces les pregunto a los candidatos que hablen sobre sus fortalezas y una respuesta muy habitual es su capacidad de escucha y empatía. Ante esta afirmación, la pregunta que me sale de manera automática es ¿qué es para ti escuchar y empatizar? ¿para qué formulo esta pregunta? Simplemente para indagar y para no dar por hecho que estamos entendiendo lo mismo.

Parece que escuchar es algo sencillo y que sale de forma natural, pero para mí es algo que va más allá. Es un ejercicio complejo que requiere de mucha presencia, de estar “aquí y ahora”.

Y cuando hablo de escucha, me refiero tanto a la escucha hacia nosotros mismos como a las personas de nuestro entorno. Personalmente, la vorágine del día a día, muchas veces hace que me olvide de la importancia de saber parar para conectar conmigo misma, con los hechos, con lo que siento y con lo que necesito. Estamos tan inmersos en la acción, en estar haciendo algo constantemente que nos olvidamos de parar.

Y os lanzo una pregunta ¿cuán presente estás para el otro si no estás siendo capaz de estar presente para ti? Escuchar no se limita a callar para oír y dejar que la otra persona te “suelta la chapa”. Escuchar requiere que dejes a un lado tus conversaciones internas (“esta tarde después de trabajar he de ir a comprar fruta”, “vaya rollo me estás pegando y con la de trabajo que me queda por hacer”, “no tienes ni idea de lo que estás diciendo”). Fijaros que estas conversaciones internas, lo único que hacen es limitar nuestra escucha.

Os propongo un ejercicio, probar a tener una conversación con alguien “apagando vuestra radio”, estando presentes para ellos y para conectar con lo que están necesitando. Me encantará que compartáis cómo os ha ido la conversación y cómo os habéis sentido.